Naturaleza
    Dado su tamaño imponente, Brasil ofrece a los turistas la oportunidad de ver varios ecosistemas diferentes. El más famoso, por supuesto, es la Selva Tropical Amazónica que domina más del 40% del territorio nacional donde está localizado el Proyecto Mamirauá, la Reserva de Desarrollo Sostenible más grande en el mundo, que tiene más de 1,124,000 ha de bosque conservado.

    Otro ecosistema importante es la Selva Tropical Atlántica. Esta selva solía ocupar más del 30% del país, desde Bahia hasta Paraná, pero hoy en día, sólo el 7% de esta selva nativa continúa intacta, la mayor parte en el estado de Rio de Janeiro, São Paulo y Paraná. Un ejemplo de esta exuberante selva puede ser visto en parques nacionales como Parque Nacional da Tijuca, en Rio de Janeiro; Parque Nacional do Itatiaia, entre los estados de Rio de Janeiro y Minas Gerais; y Parque Nacional do Iguaçu, en el límite del estado de Paraná y Argentina.

    El Pantanal es una área pantanosa en el interior de Sudamérica, entre Brasil, Paraguay y Bolivia. Durante 4 meses del año, las lluvias inundan el suelo, cambiando la vida de humanos y animales. Es considerado el nido de un incontable número de especies, sobre todo de pájaros, peces y reptiles. Es el hogar del carnívoro pez Piraña, del jaguar, del bello tucán y de cientos de otras especies de pájaros, anfibios y reptiles. Un santuario en nombre de la vida...

    Diferente de otras regiones donde la lluvia abunda, el interior del Nordeste sufre con el clima. En este seco suelo se cultiva otro ambiente importante, la ¨Caatinga¨. Árboles con ramas torcidas y cactos son parte de este paisaje.

    Entre el Amazonas, el Pantanal y el Caatinga, yace el ¨Cerrado¨, un ecosistema que es la transición entre los tres primeros. Es un asombroso ambiente que mezcla características, dependiendo en la parte del país en la que se encuentre. A veces parece más similar al Amazonas, otras al Pantanal y así continua... Es posible observar estas formaciones naturales en regiones cerca de Chapada Diamantina y Brasilia.

    Una joya de la naturaleza brasilera es Fernando de Noronha, un parque nacional en un archipiélago de 21 islas. Su población permanente es pequeña (cerca de 1,500 personas), viviendo en una área total de sólo 26 km². Vila dos Remédios, la isla más grande, es la única habitada, preservando las maravillosas playas y la increíble vida marina del parque. El turista necesita un permiso para entrar, y tiene un límite de 7 días para quedarse en el parque. Todos los esfuerzos son hechos para permitirle un turismo sostenible ambientalmente.


 
The contents of this site are copyright ? 2003 Biosfera Brasil Ag¨ºncia de Turismo Ltda. All rights reserved. Site Map